El arte de regalar

¿Eres de los que prefiere recibir regalos o de los que está todo un año pensando en el obsequio perfecto para el cumpleaños, aniversario o Reyes Magos de otra persona? ¿De los que compra lo primero que ve y no puede esperar un minuto más para entregarlo o de los que buscan siempre la originalidad y los gustos del otro?

En La Mesa Once sabemos que regalar es todo un arte y, por eso, hemos querido que nuestro blog de hoy esté dedicado a ello, teniendo en cuenta algunas premisas que no debemos olvidar. ¿Quieres conocerlas? ¡Acompáñanos!

Desde que somos niños hasta la ancianidad, los regalos que ofrecemos y recibimos son una constante en nuestra vida social. De hecho, grandes sentimientos como el amor, la gratitud o la admiración son demostrados con un regalo.

Pero saber hacer un regalo no es tan sencillo. Podríamos decir que se trata de todo un arte para el que se requiere:

  • espíritu altruista y generoso
  • altas dosis de intuición y sensibilidad

Un regalo, bien elegido, bien presentado y bien entregado dice mucho de nosotros, de nuestra forma de ser y de percibir las relaciones sociales con los demás.

¿Qué debemos tener en cuenta para hacer un regalo sin miedo a equivocarnos?

 

1.- Saber de la otra persona e interesarnos y no preguntar

Cuando conocemos a la persona que vamos a regalar (padres, hijos, familiares o amigos íntimos) no hay problema. Pero cuando no la conocemos lo suficiente y no tenemos ese grado de confianza, debemos tener la habilidad de descubrir sus gustos y ser buenos observadores. No debemos preguntar directamente, pues ponemos a la persona en tesitura, y a la vez esta debe ser prudente y no comprometer a la otra persona con algo que no esté a su alcance. En el caso de que nos pregunten, lo mejor es indicar que cualquier regalo es agradecido y bueno o indicar algo general relacionado con nuestras aficiones.

 

2.- Regalos personales o impersonales

Será más o menos personal en función del vínculo que nos una a esa persona

Los regalos personales como perfumes, ropa u objetos de tocador se dejarán siempre para personas muy allegadas.

 

3.- Tres preguntas que debemos hacernos

¿Le gustará? ¿Lo va a usar? ¿Lo necesita? Cuando hacemos un regalo debemos pensar en esa persona y no en nosotros. Debemos ser creativos y esforzarnos. Es importante no conformarnos con el típico regalo por cumplir, en ello debemos emplear tiempo porque las prisas harán que finalmente compremos cualquier cosa.

 

4.- Cómo se entregan

Siempre con discreción y sin darnos importancia. No debemos halagar nuestro regalo y tampoco justificarlo (es solo un detalle, no es gran cosa, lo puedes cambiar…)

Siempre envuelto y bien presentado. Es un detalle importante y que debemos cuidar muy bien. Y si lo acompañamos de una tarjeta, ¡¡mucho mejor!!

Obsequios neutros que encajan en cualquier ocasión

  • Flores y plantas
  • Vinos y licores (siempre de calidad y envueltos)
  • Chocolates y artículos consumibles gourmet
  • Corbatas y pañuelos (son muy socorridos y además se pueden personalizar)
  • Si conocemos sus gustos mejor. Si no, podemos recurrir a premios literarios o libros de actualidad
  • Discos, siempre originales
  • Bolígrafos, plumas, carteras, billeteros tarjeteros. Y si los personalizamos, mejor
  • Cosas para el hogar

Precio

Los regalos se deben medir más por su singularidad y empeño puesto que por su precio

Irán en función del grado de confianza. No debemos poner a la otra persona en compromiso.

 

Regalos prohibidos

También hay algunos regalos que es mejor descartar por diferentes motivos. Aquí te los contamos.

  • Animales, a no ser que haya mucha confianza o sepamos que es deseo de la persona a regalar
  • Regalar algo que nos hayan regalado a nosotros anteriormente
  • Regalos de broma
  • Regalar más de una vez el mismo regalo
  • Regalar ropa interior

El que los recibe

  • Siempre debe agradecer el regalo, ya sea en persona, por teléfono o por escrito.
  • Debe abrirlo en presencia de la persona que nos lo da y muestra agradecimiento y siempre una sonrisa, nos guste o no.
  • Si nos decepciona lo recibido no debemos expresarlo, ni comentarios del tipo “ya lo tengo” o “no utilizo estas cosas”
  • No debemos cambiar el regalo a no ser que sea por una causa justificada
  • Si son flores, hay que ponerlas inmediatamente en agua
  • Si son bombones, lo correcto es abrir la caja y dar a probar
  • Si es vino y se regala con ocasión de una comida o cena, debe servirse durante la misma

En las bodas

Las listas de bodas son muy prácticas para el que regala, pues suelen contener regalos que necesitan las parejas y, además, de variados precios que se pueden adaptar a nuestro presupuesto.

Debe ir siempre acompañado de una tarjeta nuestra con un mensaje de felicitación.

No hay que esperar al último momento y nunca después de la celebración.

Si regalamos dinero, habrá que valorar detalladamente la cantidad y entregárselo a la pareja de forma discreta en sobre cerrado y con tarjeta con nuestro nombre y felicitación.

Si optamos por un regalo fuera de lista, debemos averiguar las necesidades de la pareja y ofrecer posibilidad de cambio

Lo novios deben agradecer los regalos enviando una tarjeta de agradecimiento o si hay mucha confianza con la llamada telefónica.

Siguiendo estos consejos, estamos seguros que siempre acertarás con tu regalo. No hay mayor recompensa que obtener una gran sonrisa de aquella persona a la que hemos regalado, sabiendo que es exactamente lo que quería. ¿No os parece?

Y vosotros, ¿qué tenéis en cuenta a la hora de regalar? ¿Cómo agradecéis los obsequios?

#LaMesaOnce